Las Verdades de Miguel 08-03-2013

salazar01

MI COMENTARIO DE LA SEMANA.  El adiós del camarada.  No son pocos quienes me han dicho que escriba con mucho tino sobre su deceso porque no puedo correr el riesgo de ser malinterpretado.  Pese a ello, como siempre, asumo el compromiso porque la verdad debe ser el norte de nuestro proceso político.  Tengo presente que esta revolución se hizo precisamente para terminar con la mentira, no para expropiarla.

Escribir acerca de este aciago momento no es cualquier cosa… Chávez no es Bolívar pero, les guste o no, sí es el creador de una nueva etapa republicana.  Hoy, a pesar de que en su propio suelo, sardónicamente, rebautizaron la espada de Bolívar como la chequera de Chávez, los pueblos latinoamericanos a quienes ayudó a salir del atraso, desde el altiplano hasta las islas caribeñas, lo reivindican y lloran su desaparición.

En nuestra Venezuela el dolor prevalece en estas primeras horas de choque… no obstante, en la medida que el tiempo transcurra el país va a reclamar verdades.  No se trata de si gustan o no; se trata de una obligación impostergable.  Para la verdad no hay mañana, de lo contrario, será atrapada en esa telaraña que acaba convirtiéndola en intriga, desvirtuando la realidad.

A pesar de toda la propaganda en mi contra… quienes me rebaten nunca han logrado poner en duda mi condición de revolucionario.  Jamás he renegado mi perseverancia en transitar el camino de la utopía, sin que por ello deje de ser un crítico del proceso, sobre todo cuando lo siento amenazado por la contrarrevolución.  Estoy convencido de que el enemigo, aprovechando cualquier desconcierto, insistirá en minar la vida institucional.

Sé que Chávez estaba al tanto del peligro latente que amenaza la consolidación del proceso… sé de su preocupación por los errores cometidos y de su pesar tras saber del latrocinio cometido por algunos funcionarios del Gobierno revolucionario.  Siempre recuerdo cuando en una oportunidad recibí su llamada telefónica para decirme que él leía atentamente Las Verdades de Miguel, que subrayaba cada párrafo con lápices de diferentes colores; que ordenaba investigaciones y demás.  Hoy, los apátridas que viven de la revolución celebran para sus adentros la partida del camarada Presidente, que bien los conocía.  Chávez los tenía precisados, sé que fue así; sin embargo, por muy poderosas razones no puedo revelar cómo lo sé; pero no se crean los enemigos del pueblo que ahora sin Chávez van a actuar libremente, no se olviden, que están bajo la lupa vigilante del pueblo.

En cuanto al fallecimiento del camarada Presidente, sépase que mientras no se haga pública un acta de defunción nunca sabremos a ciencia cierta la razón y data de su muerte… sin información veraz y oportuna el pueblo tiene derecho a aflorar sus dudas y motivos para suponer que no se le dijo la verdad.  El enigma con respecto al agravamiento de Chávez y el posterior desenlace es sólo comparable a la reserva mantenida por Stalin en todo lo referente a la enfermedad que produjo la muerte de Lenin (1924).

Ahora, donde quiera que se encuentre, el camarada Chávez, en olor de multitud, arropado por el tricolor que tanto quiso… vigilará porque la traición no perfore lo más sagrado de la libertad nacional; sin embargo, pienso que se marchó cuando podía dar muchísimo más en su tarea de fortalecer el poder popular.  No pasará mucho tiempo para que la felonía bien convencida de su ausencia, se disponga a asumir la traición sin mayores aspavientos.

El camarada Chávez no se marchó de improviso, como sí fue su arribo la madrugada del 4F, cuando apenas se asomaba como una brizna que bien pronto sería arrastrada por el huracán revolucionario… hoy su partida es un drama anunciado, sólo que una propaganda engañosa logró el efecto de alargarle la vida física entre nuestros compatriotas.

Como todos los venezolanos lo ví despedirse el 8 de diciembre de 2012… ese día lo percibí con un talante similar al que exhibió hace un poco más de 10 años, cuando tras fracasar el golpe de Estado regresó milagrosamente a Miraflores.

“Si te hubiera hecho caso, eso no habría ocurrido”, me dijo una tarde de abril de 2002 en La Casona al referirse al golpe del 11… sin embargo, a pesar de su reflexión, seguí pensando que estaba ante un reincidente: Eso era Chávez, un reincidente. Nunca escuchó antes ni escucharía después, porque de haberlo hecho, no estaríamos ahora viendo al pueblo conducir su féretro por las calles de Caracas.

Todavía me pregunto el por qué si sabía de su enfermedad se empeñó en ser candidato… no encuentro la respuesta que disipe mis dudas.  En medio de mi escepticismo estimo que su decisión fue un suicidio simulado.  Llego a esa conclusión porque no tenía razones para ser candidato si conocía su débil estado de salud, mucho menos si a futuro el destino le deparaba, la continuación de su exitosa y no por ello menos azarosa, vida política.

Un día planteó que a Bolívar lo habían asesinado y dio la orden de exhumar sus restos… ¿Qué pasaría hoy si a alguien se le ocurriera pedir la exhumación de los restos mortales del camarada, hurgando en las razones de su muerte?  “Ese está loco”, repetirían con sorna en los vericuetos palaciegos; no obstante, si tomamos la duda como punto de partida, no sería un exabrupto exigir que se dieran a conocer las verdaderas causas de su defunción.

A falta de información no tiene por qué ser descalificado quien considere que a Chávez lo mataron…  todos sabemos que el velo de la desinformación se encargó de aislarlo totalmente de la opinión pública.  Se inventaron médicos y ruedas de prensa para desmentir su enfermedad.  Se mostraron fotos donde aparecía sonriente.  Finalmente, tras ser trasladado al país, entre gallos y medianoche, el Sistema Nacional de Medios presentó el testimonio de una enfermera, quien dijo haberlo visto llegar “caminando valerosamente  y por sus propios medios”.

Hoy, la angustia y el dolor de mucha gente del pueblo, animada inicialmente por una presunta mejoría del camarada, conlleva a infinidad de interrogantes… si lo mataron o no, necesariamente no tenemos porqué buscar el arma homicida, porque el misterio de su enfermedad permitió encerrar su partida en el mundo de la subjetividad.

Yo me inclino por la tesis de su inmolación… el camarada Presidente sabía que estaba enfermo y que tenía sus días contados.  No hubo guáramos entre sus más cercanos para hacerlo desistir de su idea de ser candidato. “No puedo más”, llegó a manifestarles a sus colaboradores, y estos optaron por plantear el adelanto de las elecciones.  No hubo la valiente intención de dejarlo solo si insistía en su posición “Kamikaze”, porque, en honor a la verdad, con Chávez o sin Chávez, la revolución no perdía las elecciones del 7-O.

Nunca estuve de acuerdo con la prolongada permanencia de Chávez como jefe de Estado… aunque sé que su drama era precisamente no sentirse acompañado por una vanguardia bien preparada para relevarlo en el Gobierno.  Algunos de sus colaboradores quisieron ocultar esa carencia con la nefasta práctica de la jaladera de bolas. Recuerdo que mucho antes de empezar la campaña electoral de 1998.  J.R. Núñez Tenorio le planteó la idea de Zuche (Kin Il Sung), entonces le dije a Chávez que el ejemplo norcoreano no era el mejor para el país; así fue como, sin ocultar su malestar por mi comentario, casi a regañadientes estuvo de acuerdo conmigo.

El culto a la personalidad vino en ayuda de la burocracia que pudo esconder su ineptitud… todo el país sabía que Chávez le quedaba grande a su equipo de trabajo; que se rodeó de alguna gente que no estuvo a la altura del compromiso.  Ello contribuyó a que se viera obligado a trabajar más sin pensar en darse un prudente descanso.  Chávez se empleó a fondo mientras a su tren ejecutivo, aunque hacía el esfuerzo no daba para más.

El camarada Chávez cometió un error que incidiría en su salud… cuando quiso con su carisma y el elogio constante de quienes le rodeaban pasarle por encima a la ineficiencia sin erradicarla.  Eso aumentó en demasía su responsabilidad, razón por la cual nunca pensó en unas vacaciones.

En una ocasión le plantee a Francisco Rangel Gómez que le propusiera un descanso allá por los predios de Edelca… creo que el camrada Chávez estuvo de acuerdo, no obstante, el intento se hizo sal y agua porque nunca llegó a celebrarse ese encuentro.

Un día, estando en la barra de un comedero caraqueño, Chávez llamó indagando sobre la información mía acerca de un magnicidio en marcha… entonces le llamó la atención una música de fondo y cuando le manifesté donde estaba, me dijo jocosamente: “Como me gustaría ahora una guitarra, una barra, una mujer bonita y un par de tragos”.  Ese era el Chávez que la revolución había devorado.

Su honestidad a toda prueba se vio quebrantada cuando algunos no disimularon la súbita prosperidad que los acompañaba… ante eso se refugiaba en Jorge Giordani, quien por lo austero era una especie de monje de la orden de los trapenses.  Pero, Giordani pudo haber llenado la carencia del amigo necesario, pero como funcionario nunca pudo con la economía oficial, sobre todo porque su criterio vanguardista incluye el desprecio por los empresarios.  Después del 11A Chávez lo sacó del gabinete; luego, inexplicablemente lo reingresó y con mayores responsabilidades.

Nadie podrá negar jamás que el camarada Chávez fue un líder para la América irredenta…  Esos pueblos a quienes hizo llegar los parabienes de nuestra solidaridad.  No faltó quien argumentará que estaba regalando el dinero nacional, me preguntó si nuestros llaneros, conducidos por Bolívar, no regalaron su sangre en aras de la libertad latinoamericana.

Si Chávez ordenaba donaciones para hospitales o electricidad para pueblos hermanos… enseguida acá le reclamaban que nuestros hospitales no funcionan y que la energía eléctrica es un desastre.  Está bien, si esos mismos recursos que sirvieron para elevar el nivel de vida de países desamparados, los hubieran utilizado en nuestros país, los hospitales y la electricidad continuarían en el mismo deprimente estado porque la causa de los males no está en si se da o no dinero a otros países, el origen de un mal Gobierno está en una burocracia contrarrevolucionaria que no escatima esfuerzos a la hora de apoderarse de los dineros públicos.

La enfermedad de Chávez no fue fortuita… un sinfín de preocupaciones y la entrega en cuerpo y alma a un proyecto le llevó a imprimirle a la revolución un tinte extremadamente personal.  Si a Bolívar sus enemigos lo llevaron a la puertas del sepulcro, no hay dudas de que a Chávez lo mató la soledad presidencial.

Ver el paso del féretro donde va su mortaja, me provoca una infinita tristeza… por el camarada Chávez guardo gratitud y respeto, aunque reiteradas ocasiones me quejé de su neutralidad frente a los enemigos del Gobierno tantas veces denunciados por mí.  Aun así debo confesar que con todo y eso, su actitud nunca hizo que cambiara el reconocimiento que le profeso.  Qué de cosas no le dijeron, inclusive intentaron hacerle ver que soy de oposición.  Claro que soy de oposición para los enemigos del proceso popular y cuando viene de ellos me honra la calificación.

¿Tiene sentido la inmolación del camarada Presidente?… No creo.  Para mí, nada más inútil que la última proclama del Libertador pidiendo la unidad y el cese de los partidos.  No quisiera que ahora me acompañara la razón, pero, el sacrificio de Chávez puede resultar infecundo si persisten los funcionarios públicos que actúan como reyecitos abusando de la confianza conferida por el soberano.  Con ellos, la revolución perecerá de mengua.  Chávez enfermó por descuido, igual puede ocurrir con la revolución.  El proceso revolucionario tendrá sus días contados si no se atiende a sí mismo.

FRECUENCIAS.  Conducido desde la isla de Margarita por José Gregorio Rodríguez y este servidor, sintonice todos los viernes Las Verdades de Miguel de 5:30 a 7:00 pm, en Reina Contigo 96.7 FM.  Siga el programa también a través de www.reina967.com  Twitter: @reina967fm

migueleditor@gmail.comwww.lasverdadesdemiguel.net – 0424-105.8948 twitter: @msverdades
Tlf. Redacción – 0212-761.5501 – 0212-761.5502 – 0212-762.3493 – 0212-763.17839

Sígueme en twitter: @towelto

About these ads

Publicado el 8 marzo 2013 en Opinión y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. nelson garcia

    Amigo Miguel, respeto su opinion, se que lo acompañaron una gran de oportunista y lala bolas como ud mismo lo dice, el error lo tuvo al no dar ejemplo de castigar y destituir a esa gran cantidad de inepto que lo rodearon recuerde que la culpa no la tiene en su poder el garrote sino el que se lo da….le digo que yo vote por chavez en la 1ra elecciones soñando un cambio para nuestro pais y nuestras vidas, pero al transcurrir el tiempo me fui decepcionando ya que era mas de lo mismo y me atrevo a decir que peor que lo anterior…que era un gran revolucionario, estratega, honesto no lo pongo en duda, pero sus sueños personales de niño lo cegaron y penso que gobernar un pais era cosa facil, ahora bien, para uno saber que un trabajo esta bien hecho hay que ver los resultados…y como resultado observo y siento que dejo un pais convulcionado, agresivo, desempleo, inseguridad, sin salud, educacion de segunda clase por no decir de tercera, una fuerzas armadas violadora de la constitucion , de rodillas en tierra y con soles alumbrando hacia el piso, carreteras en mal estado, sin luz, poca agua, sin una obra que valga la pena y para remate una gran fiesta velatoria en la academia militar, irrespetando el dolor de sus familiares como de sus seguidores que realmente lo amaron y quisieron…..asi que amigo miguel como le dije anteriormente respeto su opinion pero va preso , como dice el refran popular

  2. Raul Villalobos

    Buen día, no soy analista político como el Sr Miguel, al que leo con frecuencia por la agudeza de sus escritos y riqueza de lenguaje, pero por sobre todo lo leo porque hoy día es muy difícil encontrar un análisis de la realidad del país con tino de equilibrio. Creo que esto ocurre no porque no existan analistas equilibrados si no porque no hay cabida entre los conductores y dueños de espacios para la discusión seria. Planteo que desde mi óptica de docente en ejercicio durante 10 años incluidos en esta revolución; el Presidente Chavez, no debía ser candidato para las elecciones del 7 de octubre pasado, coincido con el Sr Miguel que de todas todas el triunfo estaba garantizado…. pero bueno esas eran las decisiones de un hombre no ordinario que siempre era incomprendido por las mentes ordinarias. Diría un ajedrecista que él veía 6 jugadas adelante cuando el promedio solo ve 4. Si la decisión fué la más correcta, lo sabremos dentro de unas décadas. Ahora, no cabe duda que éste hombre cambió el curso que traía la patria y nos ha dejado la de hoy, por ello difiero del comentario del amigo Nelson. Hoy tengo 36 años de edad y mi primer voto fué para Chavez, a veces quisiera tener más edad para comparar realidades vividas, pero no es ni será así. Entonces me he dedicado a observar los alrededores de mi contexto y no solo los que muestra vtv y globovisión….claro que veo niños y ancianos de la calle pero ya no veo un solo niño limpia botas en la Plaza Bolívar de mi querido Tovar, claro que veo ranchos y damnificados en albergues pero también aprecio las bondades de un programa de viviendas como los que hay en en la salida de la ciudad de Barquisimeto hacia Bobare y si alguna vez vieron los ranchos que ahí habían hace unos 20 años; era para llorar,claro que se va la luz en mi casa bien sea por cortes programados o por fallas inesperadas causadas por una fulana iguana, pero también es cierto que en mi vecindario el niño que trajo buenas notas le dan como reconocimiento un “celular baratón para comenzar”, las dos casas que hizo el consejo comunal más abajo de la mía fueron dotadas no se como pero tiene tv, lavadora y nevera “haier”, claro que veo hospitales colapsados y enfermos haciendo una cola de miseria para ser atendidos, pero también veo clínicas caras con largas colas de la misma miseria pero con olor de perfume y jaboncito sabroso y casi siempre abundan empleados públicos valiéndose merecidamente de un seguro hospitalario. Ni hablar del módulo de barrio adentro bien limpio y bonito o del tremendo CDI de la comunidad donde solo hay acento cubano y quejas de dolor en acento andino mientras un médico cubano habla con su familiar en cuba sobre el electrodoméstico que le va a mandar a la isla. claro que la gente ve la pagina roja de los diarios y le brillan los ojos cuando lee que un puñal atravesó el estómago de un ciudadano, al igual que hace 34 años lo hicieron cuando hirieron a mi padre y mandaba no se quien en miraflores. claro que la educación hoy día no es de primera pero cuando yo estudié mi bachillerato tampoco lo era. Hoy seguimos caminando por los pasillos escolares los mismos docentes de ayer que no tenemos noción de la gran responsabilidad que encierra el verbo docente en las mentes de nuestros chamos. Con todos los proyectos educativos innovadores, infraestructuras nuevas, laboratorio de computación del CGP, CBIT, Infocentros, por gestión comunitaria o por donaciones de un deportista de élite, con el Programa de Alimentación Escolar “PAE”, con la donación de libros a cada estudiante y a todos los niveles, con la donación de laptops a cada chamito venezolano……oye definitivamente éste es otro país y muy distante de aquel que tuvo mi abuelo y mi papá, pero tristemente con el corazón revolucionario debo aceptar que somos la misma gente. Por ello estoy de acuerdo con Miguel cuando escribe “Chávez enfermó por descuido, igual puede ocurrir con la revolución. El proceso revolucionario tendrá sus días contados si no se atiende a sí mismo”. Saludos y bendiciones

  3. Doris Margarita

    Qué interesante el comentario del Sr Villalobos! La muerte de Chávez nos hará reflexionar a muchos. yo soy opositora porque no puedo aceptar por una parte la extrema corrupción que hemos observado en estos últimos años, que superó incluso la de “la cuarta”, por otra parte la extrema ineficiencia e ineficacia del aparato hipertrofiado de la burocracia gubernamental… pero lo peor de todo es la venta… no, ni siquiera la venta! el regalo de nuestra soberanía a Cuba. Soy médico de profesión, profesora de la Facultad de Medicina, y me duele ver cómo nuestros graduados se van del país para ser sustituidos por médicos cubanos de formación sumamente mediocre, o por esos médicos comunitarios que tienen una formación tan patéticamente deficitaria que quien va a sufrir es el pueblo por ellos atendido.
    Eso no me impide ver cómo los venezolanos en pobreza extrema estén hoy mejor que antes de la llegada del régimen chavista. ojalá aprendan a castigar a los corruptos, aprendan a administrar sin destruir ni expropiar, y si logran mayor eficiencia y eficacia en sus gestiones, con la enorme cantidad de petróleo que Dios nos ha dado, Venezuela logre ser un país funcional.

  4. Porque llego Sr. Hugo Chávez al poder, todos lo sabemos, veníamos de un sistema agotado lleno de funcionarios corruptos, sectarios vendidos a la clase dominante, miopes de la realidad social del país y manipuladores de la necesidad de los pobres. No dudo que la intención de Sr.Hugo Chávez fue la de revertir todos estos males de la cual padecía nuestra sociedad. No dudo que las clases dominantes del momento buscaron todas las formas posibles por quitarlo del poder pero no pudieron. Pero que tenemos hoy, un país endeudado, con mucho menos industrias generadoras de empleo, sin oportunidades de empleo para nuestros jóvenes, con mayor inseguridad donde en los organismos de seguridad del estado existen una gran cantidad de delincuentes, en una crisis eléctrica por falta de inversiones, con la producción de PDVSA por el suelo y la capacidad de refinación por el suelo, la infraestructura del país destruida, la industria de la construcción (viviendas) paralizada, las industrias básicas deterioradas (hierro, cemento), la producción agrícola y ganadera deteriorada por no decir destruida, una floreciente industria del narcotráfico y la prostitución. La mas alta inflación de América. Las instituciones del estado totalmente politizadas al servicio del ejecutivo y al partido de gobierno al igual que los medios de comunicación públicos manipuladores y enceguecedores de la población similar a la de Alemania Nazi. Pero la pregunta es y como es posible que todo esto haya ocurrido en estos 14 años con el mayor ingreso de $ en la historia de nuestro país por efecto de los altos precios del petroleo. No hay excusas, cualquier explicación no justifica esta gran fracaso. Aunque a muchos les duela, la historia se encargará de colocar en el lugar que le corresponde al Sr. Hugo Chávez en su gestión como Presidente de la República.

    En mi opinión son muchos los factores que originaron este gran fracaso, de los cuales podemos citar tres:

    1) Una Crisis Moral que data de mas de 40 años: desgraciadamente somos una sociedad de corruptos, cómplices y mentirosos y lo mas triste es que ni siquiera nos damos cuenta cuando pecamos porque lo vemos como algo natural. La virtud, la honestidad, la eficiencia han sido sustituidos por la adulación, la mentira y la popular viveza criolla. Los méritos no valen prevalece lo político. En estos 14 años esta crisis se acrecentó gracias a las políticas del ejecutivo.

    2) La destrucción del aparato industrial, ganadero y agricultor privado: No es un secreto que el mayor empleador es el privado tampoco es un secreto que al empleador si no se le imponen leyes justas que protejan al trabajador estos últimos terminan en esclavos. Pero la solución no era destruir al empleador. Se entiende que las leyes fracasan como consecuencia del primer factor. la Crisis Moral.

    3) La ineficiencia en las industrias del Estado: No requiere mucha explicación pero la causa de esta vuelve ha se la Crisis Moral.

  5. exelente analisis miguel.. se siente el dolor por la partida de un amigo q poco escuchaba y la dureza de la autocritica revolusionaria, mas dura hacia quienes quedan enroscados en la careta de una camisa o gorra roja, y tienes toda razon.. yo personalmente me obligo a ser optimista. mi esperanza es y sera !! un pueblo , un pais, una nacion.. como quieran llamarlo quienes nos acompañen y quienes nos enfrenten!! en fin.. una sociedad q asume al pensamiento del comandante chavez, como su presente y futuro , como su ley de convivencia y como la forma de hacer politica.. utopia es nuestro legado, un abrazo compañero miguel.

  6. Raul Villalobos

    Con respeto y admiración por sus ideas amigo Carlos, debo decir que al leer sus comentarios intuyo que ud es una persona de criterios propios, sobre todo al leer gran parte de su factor 1 y totalmente del 3. Bueno el 2 parece un copia y pegue de la basura que propaga globovisión y de la media verdad que vtv defiende sin comprobar. lo invito a leer mi comentario. Soy convencido que hoy día la tv no muestra la realidad clara como el manantial y por eso prefiero analizar la realidad que me circunda… Se que no es fácil salir a la calle y ser imparcial, ser critico y no criticón, ser objetivo y por sobre todo trabajar la capacidad de ponerse en lugar del otro (opositor o chavista). saludos y respetos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: